Electroestimulación muscular en gimnasios: cómo funciona

Electroestimulación muscular en gimnasios: cómo funciona

martes, 20 de marzo de 2018

Últimamente se oye mucho hablar de los entrenamientos con electroestimulación muscular. Se trata de una de las últimas novedades en fitness que poco a poco se está incorporando a las rutinas de los gimnasios. De hecho, se está volviendo imprescindible para los centros deportivos ofrecer este servicio que tiene cada vez más demanda. Por eso, muchos gimnasios tienen en su oferta el electrofitness, que ya está considerado como una práctica innovadora muy eficaz y de rápidos resultados. ¿Quieres saber un poco más sobre este método de entrenamiento? Aquí tienes algunas claves de su éxito.

 

Qué es la electroestimulación y cómo funciona

El uso de la electroestimulación comenzó en la fisioterapia y más tarde pasó al campo del entrenamiento. La verdad es que su mecanismo es muy sencillo. Un dispositivo electrónico produce unos impulsos eléctricos que hacen que los músculos se contraigan de una manera involuntaria (es decir, sin ningún esfuerzo de la persona).

Su funcionamiento se hace a través de unos electrodos que se colocan sobre el punto motor de los músculos que se quieren trabajar. A partir de ahí, se puede usar para rehabilitación de lesiones, para multiplicar los efectos de un entrenamiento o como un medio de relajación y recuperación muscular.

 

¿En qué consiste la electroestimulación muscular en gimnasios?

En los gimnasios el dispositivo electrónico es algo más que unos simples electrodos: un chaleco o un traje completo con cables que se visten al mismo tiempo que se hace ejercicio. Aquí se unen los movimientos musculares involuntarios con los que hace el deportista conscientemente. Con esto se consigue maximizar los beneficios del entrenamiento, llegando a activar con el mismo esfuerzo más fibras musculares que en una sesión normal en la sala.

Los trajes de electroestimulación normalmente llevan un chaleco que reparten los electrodos en los pectorales, dorsales, abdomen y zona lumbar. Aparte, tienen electrodos que van separados y que se ponen en los cuádriceps, los bíceps y los glúteos. Si se usa el chaleco, es necesario ponerse ropa de algodón para que los electrodos se humedezcan y faciliten el paso de la corriente. Con estos equipos se consigue un mayor rendimiento muscular mientras se hace deporte en el gimnasio. Es decir, no se deja de hacer entrenamiento, porque no se trata de gimnasia pasiva sino que se practica el ejercicio con ayuda de estos dispositivos.

 

Los beneficios de entrenar con electroestimulación

Los beneficios de los entrenamientos con electroestimulación muscular son muchos. Y ahora puedes disfrutarlos en varios gimnasios en Alicante, en los que comprobarás sus interesantes y rápidos logros. Entre ellos, todos estos:

 

- Mejorar resultados con menos esfuerzo y en menos tiempo, es decir, se multiplica el rendimiento.

- Aumentar la fuerza y la resistencia.

- Ganar mucha firmeza y masa muscular.

- Eliminar grasa localizada y celulitis, así como la flacidez muscular.

- Ayudar a bajar el sobrepeso y la retención de líquidos.

- Mejorar la vascularización y la capilarización al elevar el riego sanguíneo.

- Mejora la movilidad y el bienestar general del cuerpo, reduciendo los dolores de espalda.

 

Además, cabe recordar que se trata de una práctica libre de lesiones, porque se trabaja sin ninguna carga externa.

 

¿Para qué personas está indicada la electroestrimulación en gimnasios?

Ante todo, hay que tener en cuenta que su uso debe estar supervisado por un profesional y bien adecuado al entrenamiento de cada deportista. Y que para que tenga efectos positivos se debe utilizar como complemento y no como única forma de entrenamiento.

Teniendo estos factores en cuenta, la electroestimulación muscular se aconseja para personas de cualquier edad sanas y entrenadas (aunque no importa cuál sea su nivel de entrenamiento), que busquen mantenerse en forma o aumentar su nivel físico. También es muy adecuada para los que no tienen mucho tiempo y quieren sacarle el máximo partido a sus horas en el gimnasio, así como para las personas que quieren cuidar su estética corporal. Además, es muy recomendable para aquellos que necesitan mejorar su bienestar físico y psicológico, ya que ayuda a mejorar el ánimo y a desarrollar la resistencia al estrés.

 

Como vemos, todo son ventajas con la electroestimulación muscular en los entrenamientos. Decídete a probarla y verás cómo te motivan sus efectos positivos. ¡Adelante! Cuida tu cuerpo y tu mente en tu gimnasio preferido.

deporcentros.com utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su servicio. Si continúas navegando aceptas su uso. Más información en Condiciones, Privacidad y Cookies. ×